martes, 13 de octubre de 2015

Un poema de Marília García.


Marília Garcia (Rio de Janeiro, Brasil, 1979)



O QUE FAZEM A E B QUANDO CHEGAMA CIDADES DESTRUIDAS
Do livro 20 poemas para o seu walkman (Cosac Naify/7Letras, 2007)


A.
estar tão longe num quarto com
dois quadros e uma janela
para o pátio. no meio do
pátio uma macieira
parada.
            sai com duas malas de 20 quilos e na chamada
explica: todos os nomes aqui são um
equívoco. jamais pode andar
fora da zona delimitada (chamam
isso de um kindergarten, mas é
um palco enorme de madeira,
mal enxergo onde termina
o teto)

B.
chega numa terça-feira depois de perder
dois vôos na mesma cidade.
                                                     a legenda da foto
dizia: soneca. mas não explica muito
bem quem estava ao lado, o frio era o único
tema de conversação. a casa tem três
quartos com papel de parede e o vão
entre a janela e a porta congela as
primeras noites.

A.
passados uns dias já sabe que
as tentativas aquáticas não podem ser
usadas nos rios deste país. sabe que ninguém
responde à neve. quando está sozinha
no quarto pensa que terá dois dias
úteis. depois pensa nos glúons
e quarks e nos anos estudando
a cromodinâmica quântica.

B.
pensa na chuteira que sempre quis
ter. nas aulas de pólo aquático,
nos cálculos. recebe a chamada de morte
e diz: daquí não sinto nada. leva as roupas
até a lavanderia da esquina e fica
parado girando os olhos. no dia seguinte
escreve: amanheceu tudo branco

pela primera vez.




LO QUE HACEN A Y B CUANDO LLEGAN A CIUDADES DESTRUIDAS
Del libro 20 poemas para o seu walkman (Cosac Naify/7Letras, 2007)

A.
estar tan lejos en un cuarto con
dos cuadros y una ventana
hacia el patio. en medio del
patio un manzano
inmóvil.
            sale con dos maletas de 20 kilos y en la llamada
explica: todos los nombres aquí son un
equívoco. jamás puede andar
fuera de la zona delimitada (llaman
a eso un kindergarten, pero es
un palco enorme de madera,
mal entreveo dónde termina
el techo)

B.
llega un martes después de perder
dos vuelos en la misma ciudad.
                                               el pie de foto
decía: siesta. pero no explica muy
bien quién estaba al lado, el frío era el único
tema de conversación. la casa tiene tres
cuartos con papel pintado y el espacio
entre la ventana y la puerta se congela las
primeras noches.

A.
pasados unos días ya sabe que
las tentativas acuáticas no pueden ser
usadas en los ríos de este país. sabe que nadie
responde a la nieve. cuando está sola
en el cuarto piensa que tendrá dos días
hábiles. después piensa en los gluones
y quarks y en los años estudiando
la cromodinámica cuántica.

B.
piensa en las botas que siempre quiso
tener. en las clases de waterpolo,
en los cálculos. recibe la llamada de muerte
y dice: de aquí no siento nada. lleva la ropa
a la lavandería de la esquina y se queda
quieto girando los ojos. al día siguiente
escribe: amaneció todo blanco
por primera vez.







Marília Garcia es autora de 20 poemas para o seu walkman (Cosac Naify, 2007) y un teste de resistores (7letras, 2014). En España, sus poemas han aparecido en la revista Quimera y en la presente edición, originalmente llamada Engano geográfico (7letras, 2012).






No hay comentarios:

Publicar un comentario